Skip content
Paul Butcher Paul Butcher, Director General de Business Assurance & Inspection Services Ver perfil

Desde la pandemia hasta la escasez de microchips, los acontecimientos han puesto en tela de juicio el enfoque de "en el momento preciso" establecido, y han hecho que las empresas se replanteen y transformen sus modelos de cadena de suministro global.

Desde la pandemia hasta la escasez de microchips, los acontecimientos han puesto en tela de juicio el enfoque de "en el momento preciso" establecido, y han hecho que las empresas se replanteen y transformen sus modelos de cadena de suministro global. Este cambio en la dinámica de la cadena de suministro, y garantizar la misma, también ha obligado a reevaluar la mentalidad de riesgo en las organizaciones de todo el mundo. La incertidumbre llegó para quedarse.

Para las empresas que puedan adaptarse a este entorno, hay un importante potencial para crear oportunidades a partir de dicha incertidumbre. El desarrollo de un enfoque más inteligente del manejo de riesgos, mediante la implementación de medidas digitales para el control de la calidad y la seguridad, es esencial para evitar interrupciones y aumentar la agilidad de la cadena de suministro.

La interrupción de la cadena de suministro llegó para quedarse

La naturaleza del manejo de la cadena de suministro cambió para siempre. A medida que nuestra respuesta ante el COVID-19 se convierte en parte de nuestras actividades cotidianas, cada vez es más evidente que los desafíos en la cadena de suministro que se han propagado durante los últimos dos años también están aquí para quedarse. Ya sea debido la crisis energética o por las turbulencias geopolíticas más recientes, las cadenas de suministro mundiales están sometidas a una tensión constante. Para evitar las amenazas, las empresas deben hallar nuevas formas de obtener una visibilidad clara en sus operaciones.

Se requiere una mayor visibilidad de la cadena de suministro

La administración ajustada de la cadena de suministro se considera una manera prudente para hacer negocios, pero cada vez más parece una opción arriesgada en un contexto de una demanda imprevisible y una oferta desigual. El modelo antiguo difícilmente ofrece la flexibilidad y agilidad esenciales para obtener resiliencia en un mundo que está cambiando rápidamente.

Cada vez vemos más enfoques modulares en el abastecimiento, pero estos implican sus propios retos. Los nuevos proveedores y las relaciones no probadas implican intrínsecamente más riesgo y requieren un alto nivel de supervisión, sobre todo a corto plazo.

Al mismo tiempo, la naturaleza del riesgo de los proveedores ha evolucionado, y el rendimiento ESG y la cibersecuridad se han colocado como el elemento más importante en todas las agendas empresariales. Estos riesgos son naturalmente mayores para las organizaciones grandes, con cadenas de suministro más diversas y tecnología más compleja. El reto es mantener la visibilidad a pesar de la complejidad.

Una solución fortuita

Una respuesta al desafío del riesgo para los proveedores se presentó en forma de auditoría e inspección remotas dirigidas por video.

Si no fuera debido a la pandemia, algunas organizaciones habrían tardado años en dejar a un lado las visitas en las instalaciones y probar nuevos enfoques de garantía digitales. Pero, con una interrupción mínima, las empresas pudieron hacer la transición a los procesos de auditoría e inspección a distancia durante los cierres que ocurrieron a nivel mundial. Gracias a la rapidez de las garantías en tiempo real que esto permitió, muchos siguen disfrutando las ventajas que ofrecen.

En el tercer trimestre de 2021, las organizaciones mundiales de acreditación IAF e ILAC, junto con la organización de desarrollo de normas ISO, llevaron a cabo una encuesta sobre las técnicas a distancia. Descubrieron que el 90% de las empresas que llevan a cabo actividades de auditorías a distancia estaban de acuerdo en que las organizaciones obtengan beneficios eficaces con ayuda de las auditorías a distancia en el futuro.

El valor va más allá de ahorrar tiempo y dinero con el uso de la tecnología. Las auditorías a distancia permiten obtener mayor visibilidad de los riesgos para los proveedores, tanto nuevos como antiguos, incluidos los resultados en ESG y ciberseguridad.

El poder de la garantía a distancia en tiempo real

Casi todas las empresas (el 95%) afirman que la reducción de la huella medioambiental es uno de los principales motivos para obtener más actividades de garantía a distancia en el futuro. Reducir los kilómetros de carbono durante los viajes es una gran marca en la casilla del elemento "medioambiental" de cualquier estrategia ESG.

Las auditorías a distancia también resuelven muchas consideraciones de salud y seguridad para ambas partes, ya que permiten la inspección en lugares difíciles o inseguros con mayor facilidad, y minimizan el riesgo. Por ejemplo, una cámara presurizada en el fondo del Mar del Norte podría manejarse por medio de un enlace de video con el operador del buque. Al mismo tiempo, se reducen al mínimo las interrupciones del flujo de trabajo normal de los empleados, y otros inconvenientes relacionados, que ocurren durante una auditoría en las instalaciones.

Pero es mediante las garantías en tiempo real donde la auditoría remota realmente se impone y muestra su potencial para obtener un manejo de la cadena de suministro más sólido, más eficiente y más productivo a largo plazo. Esto fomenta el cambio de los controles "puntuales" y proporciona un seguimiento continuo. En vez de obtener solamente una instantánea momentánea, las empresas adquieren visibilidad durante todo el año, un principio que también puede extenderse a la ciberseguridad.

Esto proporciona una plataforma para lograr un enfoque de asociación entre proveedores y vendedores, en el cual, el enfoque en las obligaciones contractuales y en marcar casillas cambia hacia una cultura de entrenamiento y colaboración.

Una visión a futuro

Las técnicas de auditoría a distancia aún están en sus inicios, y el video es solo el principio. Los drones y el Internet de las cosas (IoT) empiezan a ser un complemento para el video, y ofrecen una imagen más clara y precisa de la cadena de suministro.

Las nuevas tecnologías disruptivas cambiarán las prácticas de auditoría e inspección y obligarán a replantear la forma de manejar el riesgo. Para el 2026, Gartner estima que más del 75% de los proveedores de aplicaciones comerciales para la administración de la cadena de suministro ofrecerán análisis avanzados integrados, inteligencia artificial y ciencia de los datos.

Sin embargo, el elemento humano en las auditorías de la cadena de suministro seguirá siendo la clave de todo, y dictará la eficacia de la tecnología. En la encuesta de la IAF/ILAC/ISO, el 79% de los encuestados dijo que prefería un enfoque mixto (a distancia y presencial) en el futuro. El tiempo y el dinero que se ahorren podrían destinarse a la formación para que los proveedores cumplan con las normas de la marca. A fin de cuentas, la auditoría de la cadena de suministro ya no se limita a las técnicas de observación tradicionales, la tecnología puede asumir parte del esfuerzo.

Aunque no cabe duda de que hay obstáculos por superar, las auditorías de los sistemas de administración a distancia y las prácticas de garantía digital ofrecen la promesa de lograr cadenas de suministro preparadas para el futuro, con una mayor visibilidad en tiempo real de los proveedores y métodos más ágiles para lograr calidad y control.

Reporte Una Nueva Perspectiva sobre el Riesgo

Lea nuestro informe Riesgo a través de una lente de noticias para obtener más información sobre cómo los equipos de aseguramiento, inspección, certificación y conocimiento habilitados digitalmente de LRQA pueden ayudar a preparar su negocio para el futuro.

Reporte Una Nueva Perspectiva sobre el Riesgo
RTANL

CASOS DE INTERÉS

+52 (81) 8152 1000

Contáctenos